LANGUAGE:

contato@disfoniaespasmodica.com.br

Tratamientos Quirúrgicos

Tratamientos Quirúrgicos para Disfonía Espasmódica de Aducción

La disfonía espasmódica puede causar un prejuicio importante en la calidad de vida del paciente. La busca por un tratamiento definitivo por médicos y pesquisadores ha sido incesante en el transcurso del tiempo.


Neurectomía del nervio recurrente (Técnica de DEDO)

En 1976, el médico americano DEDO fue pionero al proponer un tratamiento quirúrgico para la disfonía espasmódica. El tratamiento consistía en la interrupción del nervio recurrente (neurectomia), que es el responsable por la inervación de la laringe, a través de una incisión hecha en la región anterior del cuello. La cirugía, realizada en el lado izquierdo de la laringe, producía parálisis unilateral definitiva del pliegue vocal y resultaba en el cierre incompleto de los pliegues vocales durante la fonación. La voz se tornaba débil y soplada, más libre de espasmos. Las desventajas de esa técnica estaban relacionadas, principalmente, con la parálisis definitiva de uno de los pliegues vocales y con alto índice de recaída, observado hasta en 3 años después de la cirugía.


Neurectomía de la rama tireoaritenoideo del nervio recurrente (Técnica de Iwamura)

Una otra técnica quirúrgica, menos invasiva que la anterior, se ha descrito por IWAMURA en 1986. En esta técnica, apenas la rama tireoaritenoidea del nervio recurrente, que encona específicamente el músculo tireoaritenoideo, es seccionado (cortado) y lleva a una parálisis selectiva de este músculo. Los resultados se mostraron satisfactorios, sin necesidad de una parálisis unilateral total del pliegue vocal.


Tiroplastia tipo II (Técnica de ISSHIKI)

En el año 2000, Isshiki, conjuntamente con Tsuji, hicieron la primera publicación al respecto de la tiroplastia tipo II realizada con suceso en un paciente con disfonía espasmódica. En esta cirugía, también realizada a través de una incisión en el cuello, los dos pliegues vocales son separados una de la otra, en la comisura anterior (región donde los dos pliegues vocales se insertan anteriormente, formando un ángulo entre ellas), y así mantenidas de forma definitiva con la implantación de un calce hecho de titanio en la región. Con el pequeño separamiento de los pliegues, de no más que 1mm, ocurre un alivio de la presión de aire necesario para producir la voz (¿o disminuye la presión subglótica?), quedando esta bien menos tensa y confortable para el paciente hablar. Buenos resultados han sido reportados por Isshiki y colega en el medio médico internacional.


Neuromiectomia del músculo tireoaritenoideo (TA)

Esta cirugía fue idealizada por Tsuji en nuestro medio (2002). La técnica quirúrgica visa disminuir cerca de la mitad de la masa muscular del músculo tireoaritenoideo, en su parte lateral, para producir el debilitamiento de esta musculatura; al mismo tiempo, se realiza la neurectomia de la rama tireoaritenoideo del niervo recurrente para disminuir la oportunidad de re-inervación del músculo restante. Por ser una cirugía que combina el debilitamiento del músculo, que causa el problema (músculo tireoaritenóideo en el interior de la cuerda), y el corte de la parte terminal del niervo recurrente para evitar la re-inervación, los resultados se han mostrado excelentes al largo de los últimos 15 anos. La grande ventaja de este tipo de cirugía es que, es realizada sin cortes en la región del cuello, siendo todo realizado por dentro de la boca, utilizándose equipo de rayo LASER de CO2 y pinzas quirúrgicas. La desventaja es que algunos pacientes pueden necesitar una re-intervención, caso ocurra recaída de la enfermedad. La cirugía es realizada bilateralmente.


Ejemplo 1 - Pré Neuromiectomía

Ejemplo 1 - Pós Neuromiectomía

Ejemplo 2 - Pré Neuromiectomía

Ejemplo 2 - Pós Neuromiectomía

Scroll to Top